La eyaculación femenina

No todas las mujeres eyaculan, ni las mujeres necesitan eyacular para poder llenarse de placer sexual. Algunas mujeres son eyaculadoras por naturaleza, mientras que otras aprenden a eyacular. Hacer un estándar que las mujeres tienen que eyacular sería muy tonto y destructivo. Lo que es importante es que las mujeres que experimentan la eyaculación sepan que esto es normal, que eyacular no es orina y que no necesitan ocultar sus experiencias de eyaculación o de tomar medidas (se sabe que algunas mujeres lo han hecho con la ayuda de cirujanos) para eliminar la eyaculación. Debido a que muchas mujeres sienten que necesitan ir a orinar, ellas han eliminado o no se han permitido llegar al orgasmo  y eliminan la posibilidad de eyacular.

¿Qué es la eyaculación femenina?

La eyaculación femenina es un líquido claro. Su consistencia es muy parecida a un ligero lubricante y no es lo mismo que la lubricación vaginal o la orina. Una pequeña porción y generalmente que no se aprecia en la eyaculación femenina es blanca y cremosa como la eyaculación masculina, aunque ambos hombres y mujeres eyaculan el líquido o fluido prostático. El sabor y el olor de la eyaculación femenina parecen variar con el periodo menstrual. A veces puede saber y oler de una manera salada y fuerte, y otras veces fresca y ligera con un aroma de tierra húmeda. Algunas veces la eyaculación no tiene ni olor ni sabor, o puede tener un ligero olor y sabor de orina. La eyaculación del hombre y la mujer son similares en composición química aunque por supuesto la eyaculación de la mujer no contiene semen. La eyaculación femenina es predominantemente una mezcla de fluido prostático, con glucosa y restos mínimos de orina. Actualmente los científicos utilizan la prueba para el  PSA (Prostate Specific Antigen – Antígeno Prostático Específico) y del PAP (Prostatic Acid Phosphatase- Acido Prostático Fosfatasa) para validar que la eyaculación femenina  tiene proteínas y enzimas que solo son producidas por la próstata y que por lo tanto este fluido proviene de la próstata femenina.

La eyaculación femenina proviene de los tejidos glandulares  y ductos de la parauretra y periuretra (para significa “cerca”, “a lo largo”, y peri significa “alrededor”). En el año de 1948 el Dr. J.W.Huffman descubrió 31 ductos localizados en la tercera parte frontal del canal uretral. Posteriormente en el año 2001 se reconoció mundialmente por la comunidad médica, debido al trabajo del Dr. Milan Zaviacic, que estas glándulas (antes denominadas glándulas de Skene) como la próstata femenina y como un órgano genital urinario con una específica estructura y función (la primera es la de producir fluido prostático, lo que la eyaculación femenina; y la segunda es neuroendocrino por la producción de hormonas (Estrógenos).

Existen diferentes posiciones de la próstata femenina alrededor del canal de la uretra. Según el Dr. Zaviacic 70% de las mujeres tienen la próstata localizada cerca de la apertura de la uretra, con una forma de rampa, es decir con mas tejido cerca de la apertura de la uretra y con menos tejido prostático en la parte posterior de la próstata, esta localización de la próstata femenina en el canal de la uretra es conocida como la “próstata meato”;  15% de las mujeres tienen la próstata localizada en la parte posterior del canal de la uretra, muy cerca de la vejiga, esta localización de la próstata en el canal uretral es conocida como la “próstata posterior”; 7% de mujeres tienen la próstata distribuida homogéneamente alrededor del canal uretral con una pequeña concentración en el centro, esta localización de la próstata en el canal uretral es conocida como la “próstata campana”; hay que destacar que antes de los estudios del Dr. Zaviacic sobre la próstata femenina, se consideraba este tipo de próstata el más común de todos y es por esta razón que muchas veces no se podía encontrar el punto G por que se estaba buscando en la parte posterior o en el medio del canal vaginal y no cerca de la apertura del canal vaginal (lugar que se puede sentir la próstata de la mujer). Finalmente existe otra forma de próstata que se denomina “próstata rudimentaria”, el 8% de mujeres, según el Dr. Zaviacic, tienen este tipo de próstata la cual tiene poco tejido prostático y menos ductos conectados al canal uretral, está más cercano a la pared vaginal, sin embargo esta característica no impide que la mujer pueda eyacular.

El punto G y su rol en la eyaculación femenina

Una definición precisa sobre el “punto G” aparece en el libro de Crooks y Bauer. Nuestra Sexualidad. “ El punto G es un área localizado dentro de la pared anterior (frontal) de la vagina, a una distancia que puede ser de un centímetro hasta un tercio o a la mitad de la apertura vaginal. Consiste de un sistema de glándulas (Glándulas de Skene) y ductos que están alrededor de la uretra. Esta área es la contraparte femenina de la próstata masculina y se desarrolla del mismo tejido embriónico.”

El punto G es definido como la próstata femenina y la red de tejido eréctil alrededor de éste órgano, este tejido eréctil es el mismo que se presenta en el clítoris, las piernas del clítoris, la esponja perineal (cerca del ano) y en el área que está debajo de la vulva (la esponja uretral).

Cuando la mujer se excita sexualmente, el tejido eréctil del punto G se llena de sangre y crece, este tejido rodea la próstata femenina y porciones del canal de la uretra. Cuando el punto G esta excitado e hinchado se puede sentir fácilmente y estimular a través de la pared anterior (frontal) del canal vaginal. Debemos de aclarar que el punto G no es un “punto” solamente si no un órgano.

Una forma fácil para una mujer o su pareja de encontrar el “punto G” es de introducir un dedo dentro del canal vaginal lentamente y sentir una zona que no es totalmente suave pero con cierta textura rugosa, esta área puede ser pequeña en algunas mujeres y con unas pequeños nódulos o; largos y extendidos sintiéndose claramente la rugosidad de la pared del canal vaginal. Lo importante es que el punto G se puede sentir más fácilmente cuando la mujer esta excitada sexualmente.

Algunas mujeres expresan que no pueden encontrar el punto G, y es probable, que estén buscando un punto que les genere placer inmediatamente o de alto grado de sensibilidad. No todas las mujeres tienen la misma sensibilidad en el punto G y hay algunas mujeres que son muy sensitivas al toque y a otras que les toma más tiempo para que el punto G se vuelva sensitivo y le produzca placer. Existen sin embargo muchas formas y técnicas para incrementar su sensibilidad.

Al igual que el clítoris es estimulado por el nervio pudendo, el punto G es estimulado por el nervio pélvico. Cada órgano esta abastecido de una red diferente de nervios creando sensaciones únicas y diferentes de placer y orgasmos. Es posible tener orgasmos independientes o combinados dependiendo de cómo la mujer está siendo estimulada.

Ginecólogos, científicos y sexólogos han respondido a muchas preguntas y misterios de la sexualidad femenina, como el punto G (la próstata y su tejido eréctil) y la eyaculación femenina. Estos descubrimientos ayudan a la mujer a tener una sexualidad funcional, sana y completa.

Organos Sistema reproductor femenino

La eyaculación femenina y su rol en la reproducción

Debido a que la parte inferior del canal de la uretra está conectada con la parte superior del canal vaginal (ver gráfico), la vagina y la uretra virtualmente comparten una pared. La glucosa que es un componente de la eyaculación femenina, debido al principio de osmosis,  se absorbe dentro del canal vaginal. La glucosa crea un ambiente perfecto para que el esperma pueda fertilizar el ovulo femenino, de esta forma la glucosa de la eyaculación femenina se junta a la glucosa de la eyaculación masculina para crear el mejor ambiente fértil para el esperma. Otra manera que la eyaculación femenina este presente es que durante la penetración la mujer al eyacular, parte de esta eyaculación se introduce al canal vaginal.  La eyaculación femenina juega un papel irreconocible pero importante en el rol de la reproducción, falta aún más investigación al respecto.
Documento en formato pdf


PSA es l abreviación en Ingles, el Antígeno Prostático Específico es una sustancia proteica sintetizada por las células de la próstata y cuya función es la disolución del coagulo seminal. Es una proteína de síntesis exclusiva de la próstata. Harrison Principios de Medicina Interna 16a edición. Parte V. Oncología y hematología. Sección 1: Enfermedades neoplásicas. Harrison Principios de Medicina Interna 16ª edición

El Acido Prostático Fosfatasa, es una enzima (PDE5) producida por la próstata y los estudios de los niveles de esta encima servían para pronosticar si existía cáncer a la próstata y el avance de la enfermedad.