Noveno mito: Sexo = Penetración

Para muchos lo más importante en el sexo es la penetración, y en la mayoría de casos son dos términos que son sinónimos. Sin penetración no hay sexo.

Casi todas las fuentes escritas que tienen que ver con sexo y sexualidad-libros médicos, textos, libros populares, artículos y material erótico- trata al sexo y la penetración como si fuera lo mismo. Los besos, las caricias, la estimulación oral y manual de los genitales es adecuado, pero son solamente los preliminares para el objetivo final: introducir el pene en la vagina.

Si bien para la mayoría de los hombres el objetivo principal del sexo es el placer y no el de tener hijos cuando tenemos una relación sexual, no existe una buena razón porque tiene que incluir o terminar una relación sexual en la penetración, al menos que sus participantes así lo deseen. Hay tantas posibilidades de tener placer en una relación y muchas de ellas no involucran la penetración.

Pero los hombres esperan y presionan que la penetración debe ser lo más importante en la relación sexual. Para la mayoría de mujeres, la penetración no es la mejor manera para alcanzar el estado más profundo de placer o del orgasmo, sin embargo el hombre presiona y la mujer acepta que la penetración debe de estar presente en todo momento y que es parte del sexo.

Mitos masc 10Insistir en la penetración como parte necesaria del sexo genera una serie de problemas. Una de ellas es que refuerza el hecho de tener que satisfacer a nuestra pareja con el pene y hace un poco difícil disfrutar de todos los otros placeres que podemos tener, porque estamos enfocados que con la penetración podemos dejar satisfecha a nuestra pareja. De esta forma nosotros nos robamos los momentos de placer que podemos experimentar abiertamente de la estimulación sexual. Otro problema es que la penetración requiere alguna forma de erección (no exactamente como muchos hombres y mujeres piensan, pero algo de dureza en el pene) haciendo de esto un requisito mandatorio como parte del sexo, esta condición refuerza nuestra ansiedad sobre la erección y por lo tanto no es sorpresa que resulte en un problema de erección para muchos hombres.

La erección es parte de tener relaciones sexuales pero no es la única forma de poder tener y dar placer. Si bien con la erección puedes tener penetración, no significa que no puedes tener placer si el pene no tiene una erección. Cuando el pene no tiene una erección como se cree, muchos hombres se molestan, se frustran y no quieren tener relaciones sexuales con nadie. “Si no podemos hacerlo de la forma correcta, porque lo queremos hacer”. Los hombres se privan de todos los placeres sexuales por qué el pene no tiene una erección.

Algunos hombres cuando tienen problemas de erecciones dejan de tener sexo de cualquier forma por que están centrados que tienen que tener penetración de lo contrario no han tenido sexo. Aunque algunos se involucren teniendo sexo o una estimulación sexual a sus parejas de forma oral o manual, si no tienen una erección se sienten devastados. La falta de erección en el hombre puede ser tratada, pero es importante mencionar que el sexo no es solamente penetración, existen muchas otras variables que hacen del sexo una actividad placentera.