Primer mito: Las relaciones monógamas son las únicas relaciones reales

Una vida monógama, entre un hombre y una mujer, es un concepto relativamente nuevo en la historia evolutiva de la humanidad. Se cree que sin una relación monógama larga, no se puede tener romance, amor, ser buenos ejemplos para nuestros hijos e hijas, alcanzar crecimiento personal, tener una estabilidad económica y cuidado o compañía en el proceso de envejecimiento.

Las mujeres que creen en este mito, pueden sentir que hay algo extraño y fuera de lo normal con ellas si no están en una relación comprometida monógama o si quieren tener relaciones con más de una persona al mismo tiempo. Las mujeres se cuestionan por tener esta realidad o estos sentimientos en vez de cuestionar al mito.

mito-femenino-1En realidad no existe ninguna desventaja el tener una relación monógama larga, pero es uno de los tipos de relaciones más difícil de satisfacer de todos los otros tipos de relaciones humanas. Si decimos que vamos a estar juntos hasta que la muerte nos separe y nos comprometemos que no vamos a poder estar en una relación sentimental o sexual con otra persona a través de nuestra vida adulta, esto es muy difícil de cumplir, por que muchas cosas pueden cambiar tanto en la mujer como en el hombre a medida que ellos crecen y evolucionan a través de su vida adulta. La evolución y crecimiento personal, el deseo sexual, los gustos y los intereses de la pareja puede ser similares o puede ser totalmente opuestos. Si la pareja mantiene a través del tiempo que están juntos los mismos intereses es muy probable que sigan juntos, pero si los intereses no son los mismos de cuando empezaron la relación monógama es muy probable que exista mucha insatisfacción en ambas personas o que esta relación tarde o temprano se termine. Basado en el principio de que todos somos únicos y diferentes, que seguimos creciendo y aprendiendo diferentes cosas a través del tiempo, nadie puede garantizar que en la experiencia de pareja la relación monógama es para todas las mujeres y hombres.  Todas las mujeres tienen el derecho de sentirse satisfechas como persona, como pareja, como profesionales, como madres y en muchos otros aspectos de su vida sin TENER que estar “atadas” a una única relación si ellas escogen no hacerlo.

Existen muchos otros tipos de relaciones, y el hecho de que una mujer quiera a su pareja no significa que no puedes querer a nadie más o tener intereses por otras personas. Si se tienen sentimientos románticos o sexuales hacia otra persona que no es tu pareja, la pregunta que siempre se hacen las mujeres es si realmente están enamoradas o aman a su pareja. El hecho de escoger el poder experimentar o tener curiosidad para tener otros sentimientos fuera de la relación de pareja no significa que no se ame a la pareja, si no que es parte del crecimiento personal. Lo importante es tener comunicación con su pareja y estar de acuerdo sobre este tipo de experiencias fuera de la relación de pareja si libremente se desea hacerlo.

El hecho de tener un anillo en la mano no causa un bloqueo en lo que se siente por otras personas o generan un bloqueo a las hormonas. Este mito ha causado mucha represión y daño a muchas mujeres por cientos de años a través de la historia. En la actualidad, muchas parejas que llevan una buena relación monógama, reconocen que existe siempre la posibilidad de tener otras experiencias ya sea sexual o romántica fuera de la pareja sin romper la unión existente.