Quinto mito: La mayoría de mujeres pueden sentir su ovulación

Estudios indican que solamente una de cada cinco mujeres pueden sentirse ovulando. Un pequeño malestar en un lado o el otro del abdomen inferior, antes, durante o después de la ovulación puede ser una condición llamada el dolor de Mittelschmerz. (“Dolor medio” en Alemán  o “dolor de ovulación” en términos médicos). Hay varias explicaciones que causan este dolor, como por ejemplo: antes de la ovulación el crecimiento del folículo puede estirar la superficie o tejido del ovario causando dolor;  durante la ovulación, la pared del ovario puede rasgarse al momento que el huevo pasa a través de ella; después de la ovulación los tubos de Falopio se contraen causando dolor a algunas mujeres o irritación del tejido abdominal a consecuencia de la emisión de sangre y otros fluidos al momento de la ovulación por la ruptura del folículo del huevo.

Este dolor o fastidio puede sentirse en cualquier lado del abdomen y puede variar de mes a mes. Este dolor no indica que algo está mal si dura entre varias horas hasta 3 días y desaparece. Las mujeres que sienten este dolor tienen una ventaja si desean concebir, pero el sentir este dolor no es una forma confiable de evitar el concebir o quedar embarazada. Productos anti-inflamatorios como el iboprofen , por ejemplo, pueden reducir este dolor. Dolores más serios en un lado del abdomen deben ser evaluados por un doctor a la brevedad posible.

El hecho de que algunas mujeres sientan dolor en el abdomen inferior no significa que están ovulando y no se debe tomar este síntoma como una evidencia para el control de la natalidad si no quiere tener sorpresas.