Segundo mito: El deseo sexual femenino es una fuerza destructiva

Este mito nos remonta al Paraíso Terrenal conjuntamente con Adán, Eva, la serpiente, la manzana, y el hecho de que por el deseo sexual de Eva, el hombre tiene que trabajar y buscar el pan con el sudor de la frente. En el mundo occidental en que vivimos de dobles estándares e hipocresía, el hombre es generalmente la persona que tiene un apetito sexual voraz y sin límite mientras que la mujer debe de estar siempre en control, ser pura, asexual y sin capacidad de expresar sus deseos sexuales.

signs 13Mucha gente también cree que el deseo sexual femenino destruye a la familia, mientras que somos testigos todos los días que hay muchas más familias destruidas por divorcios que por que la mujer tiene deseo sexual. Si la mujer tiene deseos sexuales debe de manifestarlos a su pareja y la pareja debe de entender que estos son normales y atender a su pareja. No hay nada más intenso para un hombre que su pareja le pueda susurrar al oído que está excitada y lo está esperando en la cama para estar juntos. Tener deseo sexual para la mujer es normal, sin importar cuánto deseo tenga, cada mujer tiene diferente capacidad de deseo y bajo nuestro punto de vista, el deseo sexual se convierte en anormal sólo cuando este sentimiento pone en peligro la vida del individuo, de otra forma cualquier manifestación de deseo sexual es normal.