Zonas erógenas del hombre (2) – El cabello, las orejas, la boca, el cuello, los hombros, la espalda, el pecho y el ombligo

LA ANATOMÍA DEL PLACER EN EL HOMBRE

EL CABELLO

zonas-erogenas-hombre-10Largo o corto, ondulado o liso, el cabello y el cuero cabelludo es una de las partes mas olvidadas en el hombre aunque es una zona erógena importante. El cuero cabelludo esta lleno de terminaciones nerviosas que responden positivamente al toque sensual. Juegos en la cabeza y el cabello son buenos inicios para tener una grata experiencia. Un masaje en la cabeza, mover los dedos por el cabello y hacer cierta presión en puntos clave de ella son excitantes y relajantes, dándole una idea anticipada de lo que viene enseguida. Puedes besarlo apasionadamente y jalar el cabello suavemente y dependiendo de su reacción puedes jalar el cabello un poco mas fuerte para que le muestres tu intención y quien está en control de la noche. (Aunque el haya estado en control durante el día) Si tu pareja tiene la cabeza afeitada una buena estrujada en la cabeza, besos o lamidas en la cabeza o un buen masaje con aceite lo dejará relajado y listo para la siguiente fase.

LAS OREJAS

Nunca desestimes la sensibilidad de las orejas. Dentro y fuera de ellas, las orejas pueden dar golpes “eléctricos” de excitación desde el cuello hasta la punta de los pies. Mordisquea el lóbulo inferior de la oreja, sopla suavemente, besa, respira y susurra al oído dulcemente; dile cosas o no le digas nada. Pasa la lengua por el borde de la oreja y métele la lengua al oído lentamente. Otra técnica que estimula mucho al hombre es el respirar pesadamente en la oreja como cuando estás excitada o gemirle como cuando tienes un pequeño orgasmo o cuando estas empezando a sentir que te vienes con un orgasmo.

Siempre ten cuidado, porque las orejas son delicadas; en todo momento observa las respuestas de tu pareja. Si tiene orejas sensitivas, a él le gustará mucho lo que estás haciendo; sin embargo, hay casos en que las orejas no son sensitivas para ellos. No es mejor ni peor; probablemente tenga otras partes más sensitivas que hagan el balance. Si no estás segura, siempre le puedes susurrar al oído, en combinación con otras caricias, “¿Te gusta esto?”. Y espera a que el te conteste… si es que puede hablar. Pregúntale si le gusta que le hablen fuerte y con groserías; muchas hombres disfrutan de esto, dile lo excitada que te pone y que estas de a mil y que no aguantas mas pero que quieres ir despacio. También le puedes decirle al oído que es lo que vas a hacer con la mano para que anticipe el movimiento y amplifique los sentidos.

Según la “sexualidad sagrada” la oreja izquierda es la que recibe los mensajes sexuales mejor que la derecha por que el flujo de información y energía va de izquierda a derecha en nuestros cuerpos, si no lo crees puedes intentarlo en ambas orejas y luego pregúntale a tu pareja donde sintió con mas intensidad.  Hay que aprender de las respuestas de tu pareja; recuerda que cada persona es única y reaccionan diferentemente.

LA BOCA.

La boca y los labios de los hombres son tan sensitivos como el de las mujeres. Experimenta con la boca de tu pareja y sobre todo con los labios. Explora y prueba diferentes técnicas para besar. A muchos hombres les gusta que le muerdan y le succionen levemente el labio inferior. Puedes ser aventurera y meter un hielo en la boca mientras estas besando o una pastilla de chocolate. Lo que mas le gusta a los hombres en general es que cuando te esta besando o lo estas besando sienta el deseo intenso que tienes por él y las ganas que tienes de estar con él. Otra cosa importante mientras lo estas besando es tocar algunas de sus zonas erógenas para duplicar su placer. El hecho de besar con pasión automáticamente le indica al hombre que más cosas buenas seguirán viniendo y empezará a fantasear contigo y lo que podría pasar en muy poco tiempo.

EL CUELLO

EL cuello es una zona erógena importante por que tiene muchas terminaciones nerviosas. Usa tus dedos y pásalos lentamente por el cuello, luego usa tu boca y finalmente tu lengua. Lamidas largas en el cuello son muy sugestivas y son una introducción de lo que pasara posteriormente.

La parte trasera del cuello también es muy sensitiva para excitar a tu pareja. Si quieres sorprenderlo, besa y mordisquea la parte trasera de su cuello cuando esta saliendo al trabajo y dile que lo estarás esperando por la noche, así que por favor no se demore y ni se distraiga cuando regrese a la casa.

LOS HOMBROS Y LA ESPALDA

zonas-erogenas-hombre-5Dile a tu pareja que se acueste sobre su pecho y lentamente acaricia su espalda con tus dedos y con tus uñas suavemente, puedes hacer figuras en círculos pequeños por toda la espalda hasta su cuello, o puedes usar tu lengua en vez de tus dedos. Pueda ser que tu pareja no sepa que esta es una zona erótica y descubra algo nuevo o pueda ser que quiera experimentar en su espalda y en los hombros con una pluma o una brocha delgada, tienes que ser creativa. No te apresures y explora por algún tiempo la espalda de tu pareja, algunos expertos dicen que la base de la espina tiene zonas que no han sido descubiertas por muchos hombres.

EL PECHO

zonas-erogenas-hombre-3Para muchos hombres, el pecho es una de sus partes favoritas. Apreciar el pecho de un hombre es como apreciarlo a él, especialmente si el va al gimnasio. Masajea el pecho usa tus manos, dedos y uñas además de decirle cuanto te gusta. Los pezones o tetillas en el pecho del hombre son muy sensitivos y se pueden succionar o mordisquear. Recuerda que siempre empieza suavemente para luego hacerlo mas fuerte, siempre mira a tu pareja por si muestra alguna incomodidad. Agarre un pecho con una mano y masajéalo lentamente mientras le besas el otro pecho o juegas con su tetilla. Comuníquese con él o dígale que se comunique contigo. Las tetillas o pezones en los pechos de los hombres tienen la misma capacidad erótica que el de los pezones de las mujeres, se erectan y se ponen duros al igual que el de las mujeres, no los dejes de lado que son una zona erótica interesante.

EL OMBLIGO

zonas-erogenas-hombre-6El ombligo es un punto erótico al igual que las estructuras musculares entre el ombligo y el pene. Esta estructura muscular contiene una línea llamada línea alba, esta línea es muy sensitiva y estimulante. El ombligo puede ser estimulado metiendo el dedo dentro de él o haciendo cosquillas alrededor de él. Si metes el dedo en el ombligo algunos hombres sienten una conexión entre el ombligo y el pene que le ocasiona cosquilleos muy ligeros en la punta del pene. La línea alba se puede estimular recorriendo tus dedos desde la base del pene hasta el ombligo lentamente, así mismo también puedes usar tu lengua para estimular esta zona del cuerpo del hombre.

Documento en formato pdf